6 nov. 2011

Pequeños placeres de un domingo lluvioso.



Quedarse hasta tarde en la cama.



Leer un buen libro.


























Encender velas aromáticas.


Tomar un chocolate caliente.

Mirar por la ventana, reflexionar y disfrutar del sonido de la lluvia.

3 comentarios:

  1. Todo suena realmente apetecible, sobretodo la idea de juntarlo todo: leer un buen libro metida en la cama con velas aromáticas repartidas por la habitación, mientras fuera llueve y me tomo un chocolate calentito. Mmmmmm... Qué buena pinta. :)

    Espero que lo hayas disfrutado. KiSSeS!^^

    ResponderEliminar
  2. desde luego q son todo placeres maravillosos...hasta q tienes niños y se levantan a las 7 de la mañana jajajajaja

    muchos besooooos

    ResponderEliminar